A nuestro amigo Nicolás
por Clemente Carrascal Campos
Cuando un amigo se pierde
de manera inesperada
deja el alma desolada
hasta al ser más valiente.

Nos trajiste las vaquillas
que fue la gran novedad
que más tarde en otros pueblos
han tratado de imitar.

Así era nuestro amigo
un hombre emprendedor
que a todos trataba igual
sin ninguna distinción.
Recitaste el gran pregón
hecho por ti poesía
que todo el pueblo en silencio
oyéndote estremecía.

Qué emoción daba el oirte,
qué sentimiento al hablar
que a todos los corazones
les hacías palpitar.
Por ser tú el elegido
ese fue el gran acierto
ya que sin darte importancia
siempre estabas dispuesto.

Con orgullo y sencillez
siempre fuieste un pionero
hoy todos nos preguntamos
¿Quién va hacer de pregonero?
Hoy tu pueblo está de luto
hoy palpita de tristeza.

Te echaremos mucho de menos
ya no será todo igual
ya no estará con nosotros
nuestro amigo Nicolás.

000webhost logo