El cangrejo abundaba prodigiosamente a lo largo del Esgueva y arroyos próximos en tal calidad y cantidad que a veces venían autocares de otras provincias.

   Ya han desaparecido, debido a la peste que afectó hace años a esta especie autóctona y a las obras que se hicieron en el río (destrucción de las cuevas donde habitaban al limpiarlo de plantas y cieno).

    Los intentos por recuperar el crustáceo de río no están dando el fruto apetecido.

    En la actualidad la pesca de caña es poco practicada en el pueblo, aunque hay algunos a quién les sigue apeteciendo este deporte tan relajado. Fundamentalmente pescan barbos y alguna que otra trucha.
 

www.000webhost.com