Elaboración artesana del queso
A la leche de las ovejas se le incorpora el cuajo con lo que la leche cuaja.
La cuajada se echa en unos trapos muy finos en el interior de los cinchos y se va prensando con las manos, para que suelte el suero.
Cuando se considera que ya ha soltado bastante suero se les da la vuelta y se siguen prensando un poco más.
Una vez que se ha prensado lo suficiente con las manos se termina de prensar con el torno, donde permanecerán el resto del día.
A continuación son introducidos en una salmuera.
Terminado el proceso son puestos a secar para que adquieran la dureza deseada.
www.000webhost.com