HERÁLDICA
 
    En esta sección tratamos de dar una explicación a todos aquellos términos que han aparecido en los escudos de armas de las familias nobles anteriormente citadas, con objeto de facilitar su comprensión.
 
LAS LEYES DE LA HERÁLDICA
PARTES Y FORMAS DEL ESCUDO DE ARMAS

    La forma del escudo de armas, basada en el defensivo de las antiguas civilizaciones, ha seguido en cada país una transformación con el tiempo, llegándose a una unificación recogida por las leyes heráldicas. El actual escudo de armas español es rectangular, con altura superior al ancho.
 
    El escudo se divide en tres partes iguales: jefe, centro y punta, según ocupe el tercio superior, centro o inferior. Según las formas en que el escudo aparezca dividido puede presentar estas características:

NOTAS SOBRE LOS COLORES EN HERÁLDICA

    Reciben el nombre de esmaltes en Heráldica los colores y metales que figuran en el campo, o de los que están hechos las piezas y figuras. Los metales son dos: oro y plata y los colores, cinco: gules (rojo), azur (azul), sinople (verde), púrpura (morado) y sable (negro). En heráldica, el color amarillo y blanco tienen el mismo significado que los metales oro y plata, respectivamente.
 
GULES (rojo)

    Procede de la palabra turca "Guiul" que significa rosa y el nombre genérico en heráldica de todo lo que es encarnado. Algunos heraldos le llamaron a este color bélico, bermellón, sanguíneo, escarlata y rojo. Su mayor virtud es la caridad. Sus cualidades humanas son: valentía, nobleza, magnanimidad, alegría, honor y furor. Los que tienen este color están obligados a socorrer a los que están oprimidos por injusticia.
 
AZUR (azul)

    Su procedencia es oriental, se le llama también zafírico, celeste y turquí. Su virtud es la justicia. Sus cualidades humanas son: la alabanza, la hermosura, la dulzura, la nobleza, la perseverancia, la vigilancia y la lealtad. Los que traen este color en heráldica son propicios para el fomento de la agricultura. Su deber es socorrer a los servidores abandonados injustamente por sus señores.
 
SINOPLE (verde)

    Ha sido llamado así por haberse encontrado en la ciudad de Sínope, en Paphlagónia, una especie de greda o mineral que dejaba un tinte de un verde excelente. Este color, curiosamente, es el menos usado en las armerías, porque habiendo venido de Oriente, no podía encontrarse en los escudos de las familias cuya ilustración era anterior a las Cruzadas. Su virtud es la esperanza. Sus cualidades mundanas son la honra, la cortesía, la amistad y la posesión. Los que traen este color en sus armas están obligados a socorrer a los paisanos y labradores, y más particularmente a los huérfanos y pobres que están oprimidos.
 
ORO

    Virtudes: justicia, benignidad y clemencia. Cualidades mundanas: la nobleza, las riquezas, la generosidad, el esplendor, la soberanía, el amor, la pureza, la salud, la alegría, la prosperidad, la larga vida, el poder, y la constancia que ha de tener en los peligros. Antiguos autores de crónicas dicen que los que traen este color en sus armas, deben ser los primeros en ensalzar la virtud de la Caballería, en amparar a los pobres y defender a los príncipes, peleando por ellos hasta derramar la última gota de sangre.
 
PLATA

    Los que traen este color en sus armas están obligados a defender a las doncellas y amparar a los huérfanos.



    Además de los colores, aparecen en los escudos de nuestras familias elementos (estrellas, calderas, pino, flores de lis) y  animales (lobos y corderos) que describimos a continuación.

LAS ESTRELLAS

    Las Estrellas por su permanencia e inmutabilidad, son muy usadas en armería. Por ejemplo: trae una estrella de plata en campo azur. Los filósofos platónicos entendieron que el distintivo de los grandes héroes eran las estrellas que brillan en el firmamento, desde donde manifestaban con sus influjos las generosas acciones que practicaron en esta vida.
 
LA CALDERA

    La caldera, distintivo en España de la rica hombría se pinta con el asa levantada. Por ejemplo: trae una caldera en campo de gules.

EL PINO

    El pino se pinta por lo general de forma que se vea el campo del escudo entre sus ramas, aunque lo contrario no es defecto. Por ejemplo: trae un pino arrancado, de sinople, en campo de oro.

    Con inclinación miran sus ramas a la celestial esfera, es que puede servir de símbolo a los elevados pensamientos, y, siendo de naturaleza ígnea y fácil a inflamarse, también puede ser símbolo de un corazón ardiente y animoso.

LA FLOR DE LIS

    Se pinta casi siempre de frente. Por ejemplo: trae una flor de lis, de plata, en campo azur.
 
    Es flor a quien su origen dio el señorío de los valles. Es de color morado. Puede ser bella expresión de un ánimo generoso y noble, que sabe corresponder a finezas cuanto recibe en agravios, o de corazones valerosos que de las heridas recibidas en repetidas lides de enemigos vencidos, hacen asunto al buen olor de la fama de sus trofeos.
 
EL LOBO

    Su postura regular es caminando, el pie y mano derecha en acción de marchar, que en blasón se dice pasante. Por ejemplo: trae un lobo pasante de sable en campo de plata.

    Puede ser símbolo de un corazón enfurecido en los ardores de la batalla, que arrojándose intrépido sobre el escuadrón del enemigo no se satisface con los primeros despojos de su cólera, corriendo con precipitación las opuestas líneas en donde cuantos golpes ejecuta, tantas son las vidas que quita.

    Algunos quieren se entienda por el tirano que usurpa y bebe la sangre de sus vasallos, o por el pirata que en mar y tierra roba cuanto se le presenta a la vista.
 
El CORDERO y el CARNERO

    Guardan una misma posición en armería, y así se pintan pasantes.  Por ejemplo: trae un cordero en campo de plata.
 
    Víctimas de la república son los monarcas, príncipes, señores, ministros y generales, unos y otros sacrificados en las aras de los ciudadanos del gobierno de sus súbditos o en los altares de la fidelidad y valor en obsequio de su dueño.
 


    Exponemos a continuación el origen histórico de los términos marqués y conde, pues hemos hablado de una marquesa, Dª Carmen Maqueda, viuda del Marqués de Boecillo, Don Alfonso y tía del heredero, el Conde Orgaz.
 
TÍTULO DE MARQUÉS

    La designación de Marqués procede del tudesco Marken, y con ella se designaba a los jefes militares a los que se encargaba el gobierno de las marcas o fronteras. Al principio los reyes fueron muy parcos en la concesión de esta dignidad. Felipe II de España aumentó ya bastante su número y lo mismo hicieron sus sucesores. En Castilla el título de Marqués más antiguo que se registra  fue el Marquesado de Villera, del año 1366.
 

TÍTULO DE CONDE

    Los emperadores romanos llamaron a los altos empleados de su casa y a los consejeros que constantemente les rodeaban, comites, esto es, compañeros, y después Condes palatinos, o sea, Condes del palacio. No falta quien supone que Conde procede de commitere.

    En la península, Castilla, Aragón, Portugal y el Principado de Cataluña, empezaron como condados, lo que evidencia la importancia de este título en aquella época. Los condados por concesión del rey o de privilegio empezaron en el título de Conde de Trastámara, otorgado en el año 1328  por Alfonso XI. De los títulos de Conde concedidos en el siglo XIV no existen actualmente mas que cuatro, entre ellos el de Valencia de Don Juan (de 1387).

www.000webhost.com